Cronica – Pueblos Patrimonio – Roberto Ramirez

PUEBLOS PATRIMONIO

Por Roberto Ramirez

Podríamos llamar coloquialmente así a la “puebliada” por los sitios emblemáticos de nuestro país denominados “Pueblos Patrimonio”, todo por la iniciativa de Leonidas nuestro guía y mentor en esta oportunidad.

Como siempre puntual de aquel 12 de junio del año del Señor 2021, Mauricio Cárdenas nuestro conductor estrella se presenta a pesar de la lluvia y de las dificultades que le presenta la puerta de acceso por una falla eléctrica. Nos dirigimos al encuentro con aquellos que serán nuestros compañeros de aventura.

Aura Rosa veterana de mil caminatas y excursiones; la niña Scout Yolanda; Fabiolita sonrisa bella; Claudina nuestra pequeña gran excursionista; Lilian nuestra espigada compañera quien esta vez se hace acompañar su progenitora la señora Filomena quien junto con Magdalena son las novatas, puesto que para ellas es su “primera vez”, sobre ellas haré un recuento breve biográfico aparte; Gloria nuestra Ingeniera de cabecera y su hija Maía Margarita, quien con su pequeña estatura le dá un toque de ternura y alegría a esta cantidad
de “catanos”, complementan el grupo Cecilia la niña sexy y este su contador de historias, gocetas , mamagallista e irreverente caballero.

Así que muy puntualitos, juiciositos y con el ánimo por todo lo alto tomamos rumbo calle 80 hacia la localidad de Guaduas.

El desayuno en el parador cercano a San Francisco cumple con las expectativas del hambre que nos acosaba. 

Solo quiero resaltar lo más notable desde mi perspectiva de cada uno de los pueblos, sin querer hacer una reseña histórica muy profunda.

Guaduas

GUADUAS: Conocida también como Villa de San Miguel de Guaduas, haciendo alusión a la guaduacañaza o tacuara, otrora territorio panche-machuca o calambata.

Jesús Ulloa nuestro guía local un tolimense trasplantado en la Villa nos hace un
pormenorizado detalle de la conmemoración del nacimiento de La Pola como se le conoce a la “espía” de los inicios de la emancipación del yugo español, y que suministraba información al ejército libertador, con el don de la oratoria. Incluye por qué la villa fue objeto de destino de Virreyes y demás personajes de la época como lugar de descanso puesto que se encontraba en el camino real de Santa Fé que conectaba a la capital de Nuevo Reino de Granada con Honda puerto sobre el río Magdalena. 

Incluye los conflictos y esa época de violencia desde el levantamiento comunero hasta subyugarlos mediante la crueldad y muerte. Y ..aún es nuestra realidad. 

Como dato curioso nos enseña la efigie que adorna el billete de $ 10 mil así como la acuarela de la época.

Pero no todo es tristeza, pues El Néctar una tradicional panadería nos ofrece sus delicias como postre después del almuerzo en el restaurante situado en la casa-museo-restaurante del Virrey Ezpeleta.

Cumplido lo anterior y con ánimo de una siesta, nos dirigimos hacia la ciudad de Honda.

HONDA: Situada a orillas del río Magdalena justo en donde los raudales denominados “salto de Honda” impiden la navegación, tiene el privilegio de ser uno de los puertos con mayor influencia en el desarrollo de la capital. Por allí ingresó todo, tanto mercaderías como tecnología de la época. 

Habitada por los indígenas ondaimas y gualíes. 

Cuenta con 40 puentes sobre los ríos Magdalena, Gualí, Guarinó, y Quebrada Seca; una espectacular plaza de mercado denominada el “Partenón colombiano” que por su arquitectura semeja al mismo. Con sus 148 columnas y 108 puertas antes fue convento de los franciscanos denominado San Bartolomé; Honda cuenta entre otros con el Museo del río; la Calle de las trampas de construcción netamente militar; La catedral de Nuestra Señora del Rosario que se yergue en lo alto; y a la entrada encontramos el monumento al Boga de la libertad. 

Se nota el descuido de quienes están encargados de conservar el patrimonio, el puente Navarro tiene la mayoría de tablas dañadas por no decir otra cosa. 

Es un extracto de lo narrado por nuestro guía “regañón” Yilmar Javier Amaya un cartagenero que se interesó por la fascinante historia de este puerto interior y nos incluye el complemento histórico del pasado cruento por cierto y del tesoro de Sámano virrey que huía con el mismo y que se hundió en aguas del río. 

Ese tesoro dio inicio al Museo del Oro del Banco de la República.

 Cuenta con el privilegio de ser ciudad-cuna de: Alfonso López Pumarejo-Presidente de Colombia; Pepe Cáceres-torero; Alfonso Palacio Rudas-diplomático y exministro; Abraham Varón Valencia-general y exministro; Bernardo Navarro Bohórquez-comerciante y gestor del primer puente sobre el río Magdalena; Emilio Urrea Delgado exalcalde de Bogotá. 

El periplo culmina después de una serie de advertencias de: “súbase al andén”; “caminen en fila”; “un poco más rápido, para no repetir dos veces la misma historia”, y con la muletilla de “compañeros”, en fin! Con su estilo particular nos abandona en la plaza de Las Américas, muy cerca de la casa donde nació el fallecido ex presidente López Pumarejo; allí un saxofonista callejero hizo las delicias en la cena y nos dirigimos al Hotel Riviera Plaza, que lugar de plaza tiene una piscina que se proyecta sobre el río Gualí. ¡Cae el atardecer y llega la noche…!

AMBALEMA.– Nos reunimos muy juiciosos- como siempre- a desayunar en el comedor del hotel para iniciar la salida hacia la ciudad hermana de Cádiz- España.
Nuestro guía nos enseña la Factoría y emplazamiento del tabaco, donde se fabricaban los mejores puros, los pioneros fueron los ingleses.

Manuela un restaurante típico nos recibe para el infaltable almuerzo; vamos a visitar las obras de restauración de la estación del tren que otrora comunicaba con Ibagué; desde el Malecón observamos un Magdalena muy crecido e impresionante por la fuerza del caudal; las columnas que soportan los alerones de las casas; y sesión de fotos y fotos y más fotos.

Nos topamos por casualidad con el profesor Julio Enrique Flórez, felizmente retirado y que tiene una casa museo la cual habita con su gato dorado y un perro negro; algo particular es su “albercina” así bautizó a su gran alberca y pequeña piscina donde se sumerge en época de gran calor; nos enseña su colección de todo tipo de objetos, antiguos, modernos, de esta
y otra época, fotos de mariposas, es un soñador, reside en la carrera 5 #7-09 barrio Campoalegre –Ambalema. 

Tiene un super jardín-huerta donde admiramos la palma calicá y diversas plantas. Si no creen que las casas lloran de tristeza y abandono, acá sucede, en realidad hay bastantes en avanzado estado de deterioro, ojalá las autoridades dispongan presupuesto para su restauración.

El otrora dorado de las instalaciones de Ambalema está abandonado algunas de sus instalaciones están a punto de derrumbarse y eso no es un atractivo.
El camino de regreso nos muestra un restaurante mitad colombiano mitad europeo el Budapez y Magdalena Thorrens nuestra currambera compañera de viaje compra un zurriago de palo de guayabo.

MARIQUITA.Conocida también como Villa de los Caballeros y cuyo nombre completo es San Sebastián de Mariquita, fue sede de la Expedición Botánica, allí también vivió y murió Gonzalo Jiménez de Quesada fundador de Santa Fé; las cascadas de Medina es una atractivo turístico, estuvo conectada con Manizales mediante un cable aéreo que transportaba el café y otras mercaderías en un trayecto de 8 a 10 horas; la casa de los Virreyes ; la de los Jesuítas; Casa Mutis todas cerradas al público ; la ermita del Señor de los Caminantes que data de 400 años de construida sobre planos que una infanta buena dibujante proyectó y cuyo nombre se me pierde en la brumas de mi memoria; la Casa- Museo de la Moneda en la cual solo hay billetes y objetos antiguos y antiquísimos. Allí la guía Marisol Monroy hija de la fundadora y que nos menciona que es particular el predio, que cuenta con túnel propio y aquél con murciélagos, narra que en época de explotación de las minas fue acopio de todo el oro y plata que explotaban y que luego se “exportaba” a España.

¿Cómo le parece el deterioro de nuestro patrimonio? 

Y sin investigación de la Procuraduría.! ¡El cacique panche Marquero y su princesa Luchina, dieron buena cuenta de las huestes invasoras, ella con su lanza arengaba a su tribu, hasta que cayó presa y con crueldad la desmembraron…! Sin comentarios. 

La nota curiosa es por cuenta de Maía, quien al llamar a su progenitor le dice: Papi te llamo desde Margarita ! 

MANIZALEZEl tránsito hacia la capital de Caldas también conocida como La ciudad de las puertas abiertas; Manizales del alma; Perla del Ruiz; Capital del afecto; Capital mundial del café; Colina iluminada, debe su nombre a las rocas o piedras de maní-rocas graníticas de color gris compuestas de mica, feldespato y cuarzo; un conjunto de piedras de maní= manizal, la fundaron unos colonos antioqueños en 1849, habitaron en la región los indígenas quimbayas, armas, ansermas, picaras, zopias, pacuras, cacicazgos y carracas. 

Nos dirigimos al barrio Chipre la parte más alta coronada por una torre-tanque con restaurante giratorio a almorzar en Carrataplán cuyo techo está adornado de letreros con dichos y redichos de la sabiduría popular arriera. 

También encontramos una réplica de la primera iglesia catedral destruida en el incendio (uno de tantos) que tuvo la ciudad en el año de 1926. 

Luego al city tour para ver la plaza principal donde nos recibe un monumento alegórico a Bolívar cuyo perfil inserto nos mira inquisidor se denomina: “El hombre cóndor”, el mural de la colonización de gran colorido adorna un costado frontero al palacio del gobernador de estilo neocolonial y la más imponente Catedral Basílica de nuestra Señora del Rosario de estilo neogótico y cuya rudeza de sus paredes nos intimidan. Pretendemos ir al municipio de Villamaría a degustar el famoso “chorizo”, pero ¡oh sorpresa! El cable aéreo que comunica a ese lugar con la estación Fundadores estaba en mantenimiento, total subirnos a ver desde las alturas un Manizales adornado de luces y lluvia. 

Pero si el relato y las circunstancias me permiten, decidimos ir al Corredor Polaco dentro de la Catedral, un recorrido por las alturas acompañado de llovizna, vértigo, frío, e impresionante ascenso. ¡Escaleras y más escaleras, subir y subir y después el éxtasis de la vista panorámica …! ¡Una maravilla, vale la pena el esfuerzo! Y.. después descender…y descender hasta donde podemos tomar fotos de los vitrales que son una maravilla para nuestra vista! Dos anécdotas para resaltar: una de ellas cuando don Mauricio pregunta si hay ascensor, le respondo que si hasta el quinto piso (en realidad es hasta el segundo) y de ahí hasta la cúspide a pie por escaleras, el responde: No me joda!!!! Lo cual causa hilaridad colectiva. 

Como no todo es jauja, nos corresponde un guía incumplido por demás, latoso, prepotente e impertinente, trata de hacerse el gracioso y encuentra un ambiente hostil, tanto que se limita a dar la información muy puntual. Punto desfavorable para los que manejan el turismo de la Catedral, ojalá le den un curso de relaciones humanas y públicas, dado que allí convergen personas de todas las regiones de Colombia, no se puede hacer alarde de que “soy antioqueño “y así hablo yo.!

 ¡El hotel Bolívar Plaza nos espera para el descanso…! 

Y nada del chorizo de Villamaría ¡

NEIRA – La mañana del 15 se nos presente soleada y prometedora, arribamos a este municipio que no ofrece mayores atractivos salvo la cordialidad de sus gentes y su famosos “corchos,” golosinas elaboradas de gelatina de pata de res y panela, por supuesto que arrasamos con los mismos. Debo comentar que muy deliciosos. La iglesia hace honor a San Juan Bautista.

ARANZAZU.– Cuando Buenaventura Escobar sargento del ejército de José María Córdova arribo a esos lares fundó y dio el nombre de Sargento a la población; allí en un comienzo se celebraba la Fiesta de la cabuya en honor al fique, pero cambiaron el nombre más por razón de gentilicios, no es lo mismo decir: sargentira que aranzasita. Cambia el nombre en honor a Juan de Dios Aranzazu, les debo la biografía de dicho personaje. 

Por supuesto el infaltable tinto nos acercamos a la cafetería 365 donde una agraciada chica de ojos azules prístinos nos atiende muy cordialmente, el asunto que resalto es, cuando fui a usar el servicio de “parada técnica” el orinal me quedaba a “boca de jarro” mido 1:75 ya se podrán imaginar si un enano quiere hacer uso del orinal? ¡Se lo dejo a su imaginación!

PÁCORA.- Tierra de matraqueros dado que la matraca instrumento que llamaba a las diferentes celebraciones de Semana Santa, traída por los españoles se entronizó en este poblado habitado por los indígenas pozos, armas y paliculas; tiene como atractivos la piedra pipintá, el monolito con forma de cueva y el cerro de Cristo Rey, por cierto que no vimos y produce café y panela, a la Van y hacia Salamina, por fin! 

 

SALAMINA.- La denominada “Ciudad luz” por lo pródiga en poetas, escritores (colegas), actrices, nos dá la bienvenida. ¡La iglesia de la Inmaculada cuyo techo abovedado, hoy restaurado cubre todo el entorno religioso, es de una gran belleza! 

La fuente que se destaca en el centro del parque se supone que es una réplica de una que se encuentra en la plaza de la Concordia en París, bueno eso es al menos lo que se sabía en un principio, pero nos topamos con que un guía local comerciante por más señas y guía adportas de obtener su carnet profesional llamado Alejandro Naranjo quien con el patrullero Germán Latorre, nos hace un tour por el casco urbano y nos hace una exposición detallada
de la Casa del degüello, donde según los cronistas de la época sirvió de cantón de los ejércitos que combatieron en la batallas de la Frisolera; de los murales donde se plasma la historia de la población; sus balcones; de la construcción de las mismas: bahareque, adobe y calicanto; del cementerio con su capilla en forma de cruz griega; de la discriminación de las tumbas entre ricos y pobres; de la puerta cuyo artesano de apellido Tangarife hizo los famosos calados de la misma; de la escritora Ana María Martínez de Niser; de la casa de
Agripina Montes del Valle; de la fuente que tiene más de un estilo arquitectónico: dórico, romano, de la alusión a los dioses del Olimpo; de la campanas cuya tonalidad es en mi y en do, y de mil y una información que la memoria no logra captar, es que a esta edad…! El Asilo de San Antonio que está en reconstrucción lo evadimos hábilmente, pues Leónidas tiene la firme intención de dejarnos en ese lugar, ¡vaya forma de deshacerse de nosotros!
El nombre de Salamina se basa en la famosa batalla de Salamina de las guerras médicas donde los medos o sea el imperio persa combatió con los griegos, cerca de la mítica isla de Itaca. 

Vaya enciclopedia que es Alejandro ! Wikipedia y Google se quedaron en pañales ! Termina la jornada en el Café el Toboso donde por supuesto la Dulcinea no estaba, pero si un chico que nos sirvió un café para terminar en una agradable tertulia, luego de la lluvia, unas arepas rellenas y una cerveza, y…nos dispusimos a descansar para la siguiente jornada.

AGUADAS.- Denominada la “ciudad de las brumas”, del famoso sombrero aguadeño ; del “putas de aguadas”, personaje que según el historiador Fernando Jaramillo forma parte de la fantasía popular, pero cercano a la realidad, este personaje cuya historia se remonta en hacer un homenaje a un chico menor de no sé cuántos hermanos( las familias paisas siempre son numerosas), llamado Francisco “ Quico” Quintana, que hacía de TODO y todo es todo ! de ahí nace el remoquete del “ putas de aguadas” cuyo monumento encontramos por fin!

 También forma parte del imaginario popular: El verraco de guacas; El pateperro; La patasola; La madremonte. 

Definición moderna del “putas de Aguadas”: Que todo lo puede y a nada le teme. Su emblema gastronómico es el “pionono” un majar elaborado por tradición con unos ingredientes de la receta mágica que trajo el putas desde el cielo y que al elaborarlo la persona en el mesón de la cocina, se subió una gallina a comerse los mismos y ella solo atinaba a decir: Pío, no, no.! Y de ahí nació su nombre. 

Lo cierto es que es todo un majar, parecido al brazo de reina lo conseguimos en la fábrica de Monte Rey donde según la guía local María Gisley la “mona”, quien debe su nombre por su melena rubia y ensortijada, nos lo recomienda. 

El cacique Pipintá cuyo monumento está en el alto de Monserrate, ¡muestra toda su fortaleza y valentía en una pose desafiante! El artista describe el poderío de la raza de nuestros indígenas los coucuyes en toda su magnitud; muy hermosa la escultura, lastimosamente el entorno está descuidado, ¿será que algún día las autoridades se darán cuenta? 

Nos acercamos a la casa de la cultura y al museo del sombrero, donde todos nos volvemos el kínder de las poses y nos medimos cuanto sombrero hay: pa’ la foto! Como dato adicional don José Antonio Villegas cofundador del poblado, es el padre de Alfonso Villegas Restrepo fundador del Diario El Tiempo. ¡Vea pues!

 Luego, dentro del “periplo del sombrero” nuestros guías nos conducen al sitio donde nacen los mismos: En las manos de las tejedoras de la palma de Iraca. …

Las paredes rosadas con algún grado de deterioro en la base de la misma, nos indica que es de bahareque; por la pequeña ventana se asoma la cabeza de Marina González, quien con un mohín de niña le hace señas a María “la mona” que esperen… Luego de breves momentos nos hace seguir a un pequeño patio cubierto, su rostro cubierto por la mascarilla moderna denominada barbijo o tapabocas- aunque solo cubre nariz y boca, se ven unos ojos vivaces, soñadores e ingenuos de color ámbar, sus pequeñas manos se mueven con una rapidez ¡impresionante!, está tejiendo un sombrero “extrafino”, una de las categorías de calidad de los sombreros, está calcada en sus manos y memoria hacia donde dirige cada hebra, cada filamento sin equivocarse. 

Nos dice que eso se aprende viendo, que no hay una escuela donde enseñen, y que es una tradición que se transmite de generación en generación, pero parece que la tradición fenecerá acá en manos de Marina, es soltera y no tiene descendencia. Me entristece la idea: ¡Tanta sabiduría no haya quien la herede! Su casa es muy humilde y acogedora; nos amplía la información en que por cada sombrero como el que nos enseñó puede tomar un mes de trabajo y le pagan por ello $ 50.000,oo ! Claro también hay de otras categorías y sus valores oscilan entre $ 30 y 20 mil; ¿es justo que al turista le cobren desde $ 70 hasta $ 320 mil? Para reflexionar: ¿Cuántas horas de trabajo, cuántas vueltas y entremezclas de fibras hay en cada sombrero? Reconocimiento para Marina, por ella, me quito el ¡sombrero! Me impactó su sencillez, su ingenuidad y su destreza. Gracias por los sombreros.

Luego de las consabidas yantadas y de las fotografías consecuentes iniciamos el retorno hacia Salamina donde cenamos unos deliciosos sándwiches en Calicanto y a preparar los bártulos pues iniciamos el retorno al día siguiente. Culmina así una puebliada, frase acuñada por un fotógrafo del Diario el Tiempo “ Fili” y que Viajar y Vivir la hizo suya y nosotros también. 

Para reflexionar la violencia y crueldad hacia nuestros indígenas por parte de los invasores españoles motivados por la codicia de los tesoros de nuestra tierra, guerras y demás conflictos que aún hoy día sufrimos.

 El tránsito se hace sin contratiempos, salvo los famosos pare y siga por obras de pavimentación, y arribamos sin novedad a Bogotá. 

Las gracias por supuesto a todos nuestros guías, nuestro conductor y a nuestras compañeras de travesía. 

El crédito de las fotos: De nuestros compañeros de travesía y nuestras. 

Los datos fueron compilados de Wikipedia, Google y de los guías. 

Hasta la próxima ¡ Ramto.

 

 

Deja una respuesta